PRENSA

Lula, molesto y crítico

Para Brasil, las sanciones aplicadas ayer contra Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU “es una victoria pírrica”. Fue la evaluación del presidente Lula da Silva luego de conocer el resultado de la votación del organismo, que aprobó el proyecto de las cinco grandes potencias que lo gobiernan. “ Es un episodio que debilita a las Naciones Unidas” sostuvo el líder brasileño para luego rezar para que “Ahmadinejad permanezca tranquilo”.
Lula no pudo reprimir su enojo cuando advirtió que “las potencias se creen dueñas del Consejo”. No le cayeron bien las declaraciones de la secretaria de Estado Hillary Clinton quien, desde Colombia, sostuvo que “Brasil y Turquía van a continuar con un papel importante” en el esfuerzo negociador con Teherán. Para el canciller Celso Amorim, a Irán “ni siquiera le dieron tiempo para discutir modificaciones al acuerdo” para satisfacer a las cinco potencias.