PRENSA

Categórica condena de la DAIA por la profanación de tumbas en el cementerio israelita de Liniers

Ocurrió entre el mediodía del domingo y el lunes. Para el presidente de la DAIA se trata del más grave ataque a un cementerio judío del que se tenga memoria.

Seis tumbas del cementerio israelita de Liniers fueron profanadas entre el mediodía del domingo y la mañana del lunes, en un hecho que el propio presidente de la DAIA; Aldo Donzis, calificó como «el peor de su tipo del que se tenga memoria».

Al reabrirse el cementerio esta mañana, sus responsables encontraron que se habían levantado mármoles hasta dejar la tierra descubierta. Lo llamativo del caso, explicaron desde la DAIA, es que no faltó ninguna pieza de bronce, lo que obliga a descartar la hipótesis del robo y a pensar en un acto de vandalismo y provocación.

Mediante un comunicado, la DAIA expresó esta tarde «su categórica condena… Una vez más se reitera un ataque aberrante que agravia a numerosas familias, a la comunidad judía argentina y a toda la sociedad. Estos actos perversos y repudiables, que se han repetido en diversos cementerios judíos de nuestro país, tienen como hilo conductor la impunidad y la falta de medidas adecuadas de prevención… La DAIA exige una investigación exhaustiva para individualizar y detener a los culpables, así como la adopción de medidas preventivas».

«Hemos visto pintadas en frentes de cementerios y hasta en lápidas, rotura de fotos y de lápidas y hasta la destrucción de monumentos, pero que levanten tapas y que lleguen a escarbar la tierra supone un hecho del que no tenemos registro», le dijo Donzis a Clarin.com.

Luego de radicar la correspondiente denuncia, el dirigente detalló que «hasta el momento» la Policía no tiene pistas. «Aquí hace falta no sólo investigar, sino también hacer un esfuerzo en seguridad para que episodios de esta naturaleza no vuelvan a ocurrir», señaló el dirigente, recientemente reelecto al frente de la DAIA.