PRENSA

DAIA y FOPEA reconocieron a periodistas que cubrieron el atentado a la AMIA-DAIA

Al cumplirse 24 años de uno de los atentados más trágicos de la historia argentina, la DAIA y el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA), otorgaron hoy un Reconocimiento al Valor y a la Memoria, a más de 80 hombres y mujeres de la prensa que cubrieron aquellos días desde el lugar del ataque. La apertura del acto que se realizó en el Aula Magna del Hospital de Clínicas, estuvo a cargo del presidente de la DAIA, Alberto Indij; el director del hospital, Marcelo Melo; y el presidente de FOPEA, Néstor Sclauzero, quien a su vez recibió una distinción por haber sido uno de los periodistas que se desempeño durante el atentado del 18 de julio de 1994.  
 
Claudio Rigoli, conductor del acto y otro de los profesionales que cubrió el atentado, señaló “se cumplen 24 años de un profundo dolor que no cesa, que crece porque también se cumplen 24 años de impunidad. Por eso es necesario que se incremente el esfuerzo, la eficacia, la trasparencia de todos: de la justicia, del Estado, de los medios de comunicación y de toda la sociedad argentina para que la masacre de la AMIA-DAIA no quede impune como otros crímenes que están impunes aún hoy en la República Argentina”.
 
Por su parte, Marcelo Melo, manifestó que para él “es muy gratificante” que el lugar elegido para el evento haya sido el Hospital de Clínicas” y agregó que “los periodistas son indispensables para ayudar a la Justicia a lograr que la verdad salga a la luz y que las víctimas tengan justicia”.
 
A su turno, Néstor Sclauzero agradeció a la conducción de la DAIA y señaló que “desde FOPEA pregonamos la calidad, la responsabilidad periodística, pero todavía la pregunta está dando vuelta porque hasta ahora no sabemos qué ocurrió en aquel momento y la verdad de lo ocurrido es lo que todavía todos pedimos”.
 
Finalmente , Alberto Indij  destacó el acto de “hacer entrega del reconocimiento al Valor de la Memoria a los valientes periodistas que cumplieron desde el lugar de los acontecimientos las aciagas circunstancias que signaron el trágico atentado a la sede de la AMIA-DAIA, perpetrado el 18 de julio de 1994”.
 
“Todos recordamos perfectamente qué es lo que estábamos haciendo y en qué lugar nos encontrábamos cuando no sorprendió el atentado terrorista más cruento de la historia argentina que se cobró la vida de 85 personas, dejó heridas a más de 300 y laceraciones imborrables en el alma de un número incalculable”, continuó Indij.
 
El presidente de la DAIA culminó señalando que “mañana, cuando como todos los 18 de julio, desde hace exactamente 24 años suene, a las 9.53 horas, la sirena de la memoria, y volvamos a experimentar en nuestras entrañas la tristeza infinita y el dolor desgarrador por las ausencias, estarán otra vez los periodistas, incluida la nueva generación, que poniendo en riesgo su integridad física e incluso su vida, cumplen un rol imprescindible e insustituible: el de recordar que mientras no haya Justicia y Castigo para los responsables del atentado a la AMIA-DAIA, la memoria de las víctimas fatales y el legitimo reclamo de sus familiares jamás serán honrados”.