PRENSA

A 24 años del Atentado, la DAIA y BAMÁ realizaron un panel sobre la memoria

 

La DAIA y la Fundación BAMÁ realizaron ayer, a dos días del aniversario del Atentado a la AMIA-DAIA, la jornada “La memoria en palabras y la palabra de la memoria”, un espacio pensado para analizar y capacitar en lo que hace al impacto de un hecho traumático en la sociedad.

La apertura del encuentro, que se desarrolló en el Palacio San Martín, estuvo a cargo del vicecanciller Daniel Raimondi, quien expresó que la Argentina “no cesará en su objetivo de que todas las personas involucradas en el Atentado a la AMIA-DAIA, comparezcan ante los tribunales a fin de ser interrogados y posteriormente condenadas” y agregó que “el Gobierno argentino está convencido de que el terrorismo debe combatirse en el marco del Estado de derecho y el respeto a las garantías fundamentales, completo respeto al orden jurídico y los derechos humanos”.

Por su parte, el presidente de la Fundación BAMÁ, Sergio Brukman, destacó que para la institución “esta semana es particular porque recibimos a educadores judíos de Argentina y del exterior para pensar en conjunto los desafíos que se prestan en la educación del siglo XXI” y agregó que, como hijo de sobrevivientes del Holocausto, siente “mucho orgullo y eso potencia las ganas de contribuir, desde el voluntariado”.

A continuación, el presidente de la DAIA, Alberto Indij, se refirió al reclamo de justicia y subrayó que “el terrorismo no tiene corazón ni sentimientos: golpea donde quiere o donde puede, su único objetivo es provocar daño, destrucción, muerte y doblegar voluntades (…) Desde la DAIA vamos a seguir luchando, en forma inclaudicable”.

El primer panel  estuvo integrado por Yosi Goldstein, P.H D. en Judaísmo Contemporáneo de la Universidad Hebrea de Jerusalém; Verónica Kovacic, profesora de Historia en la Universidad de Buenos Aires e integrante BAMÁ; Diana Sperling, Doctora en Filosofía, escritora y docente; y Emmanuel Kahan, Doctor en Historia e investigador adjunto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET).  Los especialistas se refirieron a los modos de narrar la memoria de hechos traumáticos, a los vínculos entre historia y memoria, y al lugar de las víctimas en el presente.

El segundo panel estuvo constituido por Mirta Kupferminc, Vera de Benito Ortega y Mijal Tenenbaum. Los testimonios de las tres hijas de víctimas de la Shoá, el atentado de Atocha (España), y el de la AMIA DAIA, respectivamente, transmitieron desde la experiencia artística y desde la vivencia cotidiana de reconstrucción de una tragedia familiar, un mensaje sentido y a la vez conectado con la vida y con la idea de justicia.

Asistieron a la jornada Embajador del Salvador, Francisco Fonseca; el Embajador de Ucrania, Yurii Diudin; la Embajadora de Turquía, Meral Berlas; el Embajador de  Guatemala, Abiu Chalí Rony; representantes de las embajadas de México, Estados Unidos, Italia y Polonia; autoridades de la DAIA, BAMÁ y del Museo del Holocausto.