PRENSA

El líder del Partido Laborista británico visitó la tumba del terrorista de los Juegos Olímpicos de Múnich

Los líderes de la comunidad judía en Gran Bretaña expresaron hoy su indignación después de que se revelara que el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, asistió a una ceremonia en honor a un terrorista. Corbyn, que actualmente lleva adelante su campaña para convertirse en el próximo primer ministro de Gran Bretaña, viajó a Túnez en octubre de 2014 para visitar la tumba de Atef Bseiso, ex jefe de inteligencia de la Organización para la Liberación de Palestina y cómplice directo involucrado en el ataque de Múnich en 1972. Bseiso fue baleado y asesinado en París en 1992, según The Jewish Chronicle. Los líderes judíos denominaron a la revelación, reportada por el Sunday Times, “más que una pálida”, y exigieron a Corbyn que hiciera conocer sus opiniones sobre los actos de violencia palestinos.