PRENSA

Los terroristas que atentaron contra el aeropuerto de Bruselas buscaban matar judíos

Pasajeros judíos y estadounidenses fueron el blanco del comando yihadista que atentó contra el aeropuerto de Bruselas el 22 de marzo de 2016, informaron fuentes cercanas a la investigación en Bélgica. Hacia las 8 horas de aquel día, Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui accionaron sus explosivos en la concurrida zona de facturación del aeropuerto asesinando a 16 personas, el mismo número de pasajeros que perdieron la vida una hora después en el ataque perpetrado en el metro de Bruselas por otro suicida, Khalid Bakraoui, hermano de Ibrahim. El ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico dejó 32 muertos, de al menos 16 nacionalidades diferentes, y unos 400 heridos, de unas 40 procedencias. Sin embargo, en el aeropuerto, el comando tenía “objetivos bastante específicos” y quería atacar principalmente a judíos y a estadounidenses.