PRENSA

El parlamento Europeo ovaciona a Mahmoud Abbas, por Víctor Zajdenberg

En su reunión del mes de Junio de 2016 en Bruselas, en el Parlamento de la Unión Europea, los parlamentarios ovacionaron de pie a Mahmoud Abbas, Presidente de facto de la Autoridad Nacional Palestina, a pesar del contenido, forma y tono de su discurso. Abbas acusó a Israel de “masacrar” a los palestinos y de negar su “historia, patrimonio, identidad y geopolítica”; calificó a la “ocupación israelí” como la mas larga de la historia y la consideró como un mal “único”, no sufrido por ningún pueblo del mundo; denunció a Israel por ser “fascista”, “racista” y de cometer ejecuciones extrajudiciales; reveló que los israelíes mantienen sitiado a “nuestro país en una prisión al aire libre”; responsabilizó a Israel por el terrorismo en todo el mundo, y aseguró que si se terminara la “ocupación”, el terrorismo desaparecería; y acusó a Israel de “envenenar los pozos de agua palestinos”, reimplantando un libelo medieval, entre otras. ¿Cómo respondieron los representantes de los 28 países que componen la UE a estas inicuas falacias emitidas por Abbas? Brindándole una ovación de pié. Es decir, premiando un libelo de sangre contra Israel, que en el pasado fuera arteramente aplicado por ellos mismos, y ocultando la responsabilidad europea criminal por la incineración de 6.000.000 de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.