PRENSA

Marcha en favor de la paz en Medio Oriente

Unas 800 personas se congregaron ayer frente a la Embajada de Israel en Buenos Aires, en solidaridad con el pueblo de Israel y a favor de la paz en Medio Oriente, ante la ola de violencia por el conflicto entre israelíes y palestinos desde hace un mes en Jerusalem y otras ciudades de ese país. “Desde este lugar queremos rezar por que podamos reiniciar las negociaciones (con los palestinos) para que después de tantos años podamos llegar a la paz con dos Estados que sirvan como hogar nacional para cada uno de los pueblos”, aseguró la embajadora israelí en la Argentina, Dorit Shavit. Antes de la convocatoria, la diplomática había destacado la importancia de la manifestación, porque “esta unión de la comunidad judía local con todas las organizaciones, con nosotros los representantes formales del Estado de Israel, hace que este acto sea importante para evitar el terrorismo y decirle sí a la paz”. Por su parte, el pastor Jorge Gómez, vicepresidente de Relaciones Externas de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas, condenó el terrorismo y llamó “a la paz y el acuerdo”. Martín Rubaldo, en representación de la Juventud Sionista Argentina, aseguró que “el terrorismo es de cobardes y mata el diálogo”. Cientos de manifestantes, a pesar de la constante lluvia, afirmaron que “decir no al Terrorismo es decir no a la muerte de inocentes”. La convocatoria se sumó a las muestras de apoyo similares ocurridas en Madrid, Roma, París y Montevideo.