PRENSA

El país donde Hitler es un autor de culto

Hay un libro ubicuo en India y su autor no es la Madre Teresa. Mein Kampf (Mi Lucha), vitriólico engendro de Adolf Hitler, mitad autobiografía y mitad ensayo -rabiosamente antisemita y antibolchevique-, es un éxito incombustible, hasta el punto que de vez en cuando se asoma a la lista de diez libros más vendidos. Se vende como rosquillas en inglés y en media docena de lenguas indias. En la librería Bahri, en Khan Market, el encargado tiene que reponerlo constantemente: “Es como un clásico, como las biografías de Gandhi. A muchos indios les gusta tenerlo en su biblioteca. Acabo de pedir dos ejemplares porque sólo nos queda uno, después de vender uno hoy y otro ayer”. Los lectores de Mein Kampf no son los clientes habituales de su sesuda librería de fondo y novedades. “Acostumbran a ser estudiantes de secundaria o universitarios, pero con un perfil poco intelectual”. La fascinación por Hitler es fuerte entre ciertos jóvenes de escasa cultura humanística, que ven en él un ejemplo de fuerza de voluntad que les ayudará en sus carreras de administración de empresas o similares. Para ellos, Mein Kampf está a medio camino del libro de autoayuda y “cómo triunfar en los negocios”.