PRENSA

Schlosser: “Parece muy usual que se trate de convertir a las víctimas en victimarios”

El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, dijo ayer que “parece muy usual que se trate de convertir a las víctimas en victimarios”. Lo hizo al expresar la “preocupación” de la entidad por los recientes dichos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la ONU. “Nosotros somos víctimas de un atentado, somos víctima de un único demonio que es la República Islámica de Irán. No hay otro demonio”, respondió Schlosser cuando le preguntaron sobre la utilización del término “demonios internos” por parte de la Presidenta en Nueva York la semana pasada. “Pareció que se desataban los demonios internos y externos. Las instituciones judías que nos habían acompañado se volvieron en contra. Cuando se decide hacer la cooperación nos acusan de complicidad con el Estado de Irán”, había expresado Fernández de Kirchner en referencia a las críticas de la comunidad judía por el Memorándum de Entendimiento firmado por el Gobierno con Irán en torno al esclarecimiento del atentado terrorista contra la AMIA-DAIA. “Entre la declaración de inconstitucionalidad por parte del tribunal oral (en rigor, la Cámara Federal penal porteña) y la firma del memorándum transcurrieron más de quince meses sin que Irán diera ninguna muestra de querer implementar el memorándum”, sostuvo Schlosser.“Seguimos pensando que el problema no es la DAIA, no es la AMIA, no es la comunidad judía. El problema es el interlocutor y el instrumento”, añadió el titular de la DAIA en referencia al memorándum declarado inconstitucional por la Justicia a pedido de la entidad. La Presidenta había responsabilizado a la dirigencia de la comunidad judía por el escaso avance de la causa por su oposición al pacto firmado con Irán en torno a los acusados de ese país sospechados de haber planificado y ordenado el atentado que provocó la muerte de 85 personas en 1994. “Me sorprendió el hecho de que se tratara de responsabilizar a la comunidad judía y sus instituciones del estado de la causa. Nosotros trabajamos codo a codo con una fiscalía que fue expresamente constituida al efecto por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner o Néstor Kirchner y nosotros damos fe y confiamos en la fiscalía. Y si ella dice que Irán es el responsable, o creemos en las instituciones de la Nación o realmente no sabemos dónde estamos”, dijo Schlosser. “No merecíamos esa crítica. Tampoco merecíamos la crítica que nos hizo Sergio Burnstein a las instituciones. Las instituciones judías no ponen palos en la rueda en el esclarecimiento de la causa AMIA-DAIA, y no nos preocupa si Irán es o no culpable. Nosotros decimos que Irán es culpable porque la fiscalía especialmente designada por el Gobierno para la causa nos dice que Irán es el culpable”, agregó el presidente de la DAIA. Y cuando le preguntaron qué le diría a la Presidenta si la tuviera frente suyo, respondió: “Tenga la confianza de que la comunidad judía está dispuesta a trabajar por el engrandecimiento de la República Argentina y a colaborar en todo lo que esté en la medida de nuestras posibilidades”.