PRENSA

Relatos espeluznantes de los sobrevivientes del terrorismo del ISIS

Nuevos datos revelados por Amnistía Internacional indican que miembros del grupo armado autodenominado Estado Islámico (Isis, según sus siglas en inglés), los mismos que decapitaron a los periodistas norteamericanos Steven Sotloff y James Foley, han emprendido una campaña sistemática de limpieza étnica en el norte de Irak y han cometido cabo crímenes de guerra, incluidas ejecuciones sumarias y secuestros masivos, contra minorías étnicas y religiosas. Un nuevo informe publicado ayer presenta ahora una serie de relatos espeluznantes de sobrevivientes que describen cómo decenas de hombres y niños de la región de Sinjar, en el norte de Irak, fueron capturados por combatientes del Isis, cargados en camionetas y llevados a las afueras de pequeñas poblaciones para ser ejecutados en grupos o fusilados individualmente. Cientos, posiblemente miles, de mujeres, niñas y niños, junto con decenas de hombres, de la minoría yazidí también han sido secuestrados desde que el Estado Islámico tomó el control de la zona.