PRENSA

La dirigencia judía sigue con dudas y dice que nada cambió

La reunión entre los cancilleres de Irán y Argentina para confirmar que el Memorándum de Entendimiento por la Causa AMIA estaba aprobado causó la reacción de la comunidad judía. Su representación política aseguró que “el estancamiento de la causa era malo, el Memorándum es peor” y la noticia no trae “ningún beneficio”. Así lo consideró el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN) . Mientras que los familiares de las víctimas mostraron posiciones diferentes ante la noticia que llegó ayer desde Nueva York. Luis Czyzewski, papá de Paola una de las víctimas del atentado de 1994, expresó que “en definitiva lo que está aprobado no sirve para nada”, mientras que Olga Degtiar, mamá de Cristián e integrante de la Asociación 18J, consideró que “es la única y la última posibilidad de que se indague a los acusados”. Czyzewski refirmó su rechazo al tratado al afirmar que “se vuelve a ver que el Memorándum en sí contiene las omisiones, las inexactitudes y las violaciones a la Ley argentina que en definitiva son un obstáculo”. Wolff, por su parte, al ser consultado acerca de la posible utilidad de este acuerdo afirmó que: “Esta respuesta nos la tienen que dar los que impulsan el Memorándum. Nosotros nos basamos en los informes de la fiscalía argentina y esto no nos trae ningún beneficio”. Otros dirigentes de la comunidad opinaron que la confirmación por parte del gobierno iraní “no cambió nada”. “Nosotros nunca dijimos que estamos en contra del Memorándum porque Irán no lo iba a aprobar. Esto es lo mismo que ya nos dijeron”, expresaron. Y, ante la consulta de la AJN, manifestaron sus dudas: “¿Cuándo hablan de que se aprobó están hablando de que Irán lo aprobó hace tiempo atrás o de que se firmó ahora?”. Con respecto al viaje a Teherán del juez Canicoba Corral y del fiscal, Alberto Nisman, con el fin de interrogar a los cinco sospechosos que tienen alerta roja de Interpol, cuestionaron: “Cuando a uno lo llaman a indagatoria, se dice por qué acusan. Eso habrá que traducirlo, sino nunca le van a contestar”. Mientras que el vicepresidente de la DAIA expresó: “en la Causa AMIA-DAIA los judíos argentinos nunca tenemos nada para festejar, a lo sumo algo que atenúe el dolor”.