PRENSA

Timerman buscó el apoyo de Interpol y volvió a defender el pacto con Irán

Un día después de hacerse público en Buenos Aires un fuerte dictamen del Fiscal Especial para la causa AMIA-DAIA, Alberto Nisman, que acusa a Irán de montar una “red terrorista” en Sudamérica para cometer atentados como el de la mutual judía, de 1994, el Gobierno buscó igual el apoyo de Interpol a su acuerdo firmado en enero pasado con Teherán, en torno a la causa AMIA-DAIA. Lo consiguió y también que el número uno de la policía internacional, Ronald Noble, le garantizara, una vez más, que las alertas rojas contra los actuales y ex funcionarios persas acusados por la justicia argentina de ser los autores intelectuales del ataque, no se caerán ni sufrirán cambios por la firma del llamado Memorándum de Entendimiento. Así lo había hecho también por pedido de Timerman en marzo pasado. Este ha sido uno de los reiterados pedidos de la dirigencia judía argentina, como también del Fiscal, que ayer recibió un llamado de Noble, a quien conoce de hace años. Supo Clarín que el jefe de la policía internacional le garantizó a Nisman ­quien a su vez le había enviado un oficio­ que las circulares rojas “no” se bajaban “bajo ningún punto de vista”, exactamente lo contrario al deseo de Irán, país con el que Interpol dijo ayer mantiene una fluida relación. Un ministro de Defensa, y dos candidatos a las elecciones presidenciales del país persa están bajo pedido de captura internacional por el atentado. Teherán siempre negó su participación en el atentado y rechazó entregar a sus ciudadanos. Más aún, el presidente, el canciller y los editorialistas iraníes han hecho interpretaciones por completo diferentes del memorándum a la de sus pares argentinos. Nisman entre tanto, recibió total apoyo de la DAIA, y la AMIA.