PRENSA

El gobierno israelí culpa a Teherán de otro incidente

Un iraní que llevaba granadas provocó una serie de explosiones ayer en Bangkok, que dejaron como resultado cinco personas heridas. El ataque tuvo lugar tan sólo un día después de los atentados frustrados contra diplomáticos israelíes en la India y Georgia, e Israel no dudó en culpar a Irán por los estallidos en la capital tailandesa. «La tentativa de ataque en Bangkok prueba una vez más que Irán y sus cómplices siguen actuando en el camino del terrorismo, y los últimos atentados son un ejemplo» de ello, afirmó el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak. Por su parte, las autoridades tailandesas dijeron desconocer cuáles eran los blancos de los atentados, pero confirmaron que se hallaron más explosivos en la casa que alquilaba Seeid Moradi, quien fue identificado como el atacante gracias a una cédula de identidad que se encontró cerca del lugar de los hechos.