PRENSA

Conexión iraní en la región. Por Andrés Oppenheimer

América latina rara vez aparece como un tema importante en los debates presidenciales de Estados Unidos, pero todo parece indicar que esta vez lo hará, por un motivo del que poco se hablaba hasta ahora: la conexión iraní. El aspirante republicano Mitt Romney y los líderes republicanos en el Congreso están incrementando sus ataques contra el presidente Barack Obama, alegando que no está haciendo lo suficiente para detener lo que consideran una ofensiva de Irán de usar a América latina como plataforma de lanzamiento de ataques terroristas contra Estados Unidos. El tema está despertando creciente atención en Washington. El 2 de febrero, cuando Irán lanzaba su propia cadena de televisión en español en América latina, luego de la visita del mes pasado del presidente Mahmoud Ahmadinejad a Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Cuba -la quinta que hace la región en los últimos cinco años-, el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes celebró audiencias sobre «La agenda de Irán en el hemisferio occidental».