PRENSA

Procesan de nuevo por agresión antisemita

El líder del Frente de Acción Revolucionaria (FAR), Roberto Martino, fue vuelto a procesar por la Justicia por los incidentes que se produjeron en 2009 durante los festejos por un nuevo aniversario del Estado de Israel. Martino, que recuperó su libertad en junio pasado luego de permanecer un año detenido, quedó a un paso de volver a prisión a instancias de una resolución de la Cámara de Casación, la máxima instancia penal en el sistema jurídico argentino. La Sala IV del Tribunal hizo lugar a un planteo de la DAIA y revocó el sobreseimiento que la Cámara Federal había dictado respecto de Martino, acusado por presuntas amenazas y violaciones a la ley antidiscriminatoria. El episodio se remonta al 17 de mayo de 2009, cuando un grupo identificado con el FAR organizó una protesta en coincidencia con la celebración del aniversario 61 de la creación del Estado israelí. En esa instancia, de acuerdo con la denuncia, una veintena de personas fue objeto de agresiones por parte de los participantes del grupo del FAR.

Tras la acusación por parte de la DAIA, el dirigente permaneció casi un año prófugo de la Justicia. En junio de 2010 fue detenido y continuó en esa condición hasta que un año después logró ser excarcelado.

Martino ya había sido procesado por tenencia ilegítima de arma de guerra y Casación complicó su situación al considerarlo, en principio, «autor penalmente responsable del presunto delito de formar parte de una agrupación cuyo objeto es el de imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor», con el agravante «de alentar o incitar al odio contra un grupo de personas a causa de su religión, nacionalidad o ideas políticas».