PRENSA

Sólo la justicia nos hará libres. Por Sergio Bergman

El olvido es un atentado a la causa AMIA-DAIA. La mala memoria, también. Recordar a los muertos de la AMIA-DAIA es santificarlos. Usarlos para la política partidaria es profanarlos. Hoy, como siempre, nuestro compromiso y clamor es el del primer día: “Justicia perseguirás”. La onda expansiva de división entre los argentinos como estrategia del kirchnerismo para dominarnos no dejó en pie causa alguna sin profanar. La decisión del Gobierno de editar un relato único para cooptar la causa AMIA-DAIA con una memoria parcial llena de mentira, resentimiento y división destruyó, en la mañana del 18 de julio último, el común denominador que ha unido a los argentinos durante los últimos diecisiete años y de todos los que, año tras año, peregrinamos en dolor y silencio al altar de memoria de la calle Pasteur. “Justicia perseguirás” es nuestra respuesta y propuesta para volver a construirnos y constituirnos luego del atentado que las palabras de Sergio Burstein perpetraron esa mañana la memoria de toda una sociedad que no piensa igual, pero que tiene una causa en común. Burstein fracasó: no nos dividirán. No será la comunidad judía ni la sociedad argentina la que permita que causas nobles y de todos sean profanadas por algunos. Valga como ejemplo la trayectoria que todos sostenemos y respetamos, como es la de las Madres de Plaza de Mayo, degradada por la malversación de fondos públicos en la que se vinculan un gobierno, una madre y un administrador. Sobre las ruinas del acto en la AMIA-DAIA volveremos a edificar. Lo haremos sólidamente, con los cimientos de los valores de la verdad y de la justicia: reafirmaremos una unidad en nuestra diversidad porque no basta con denunciar a los encubridores y responsables políticos de la impunidad.