PRENSA

Auschwitz: Cristianos, musulmanes y judíos conmemoran 66º aniversario de la liberación del campo de concentración nazi

Más de 150 representantes del mundo cristiano, musulmán y judío conmemoraron ayer en Auschwitz el 66º aniversario de la liberación del campo de concentración nazi, un acto organizado por la UNESCO que pretende combatir a todos aquellos que defienden la intolerancia y niegan la existencia del Holocausto.

La delegación internacional reunió a miembros de los Gobiernos de Marruecos, Egipto, Pakistán y Turquía, así como alcaldes de varias ciudades europeas, africanas y de Oriente Medio, entre ellos el regidor madrileño, Alberto Ruiz Gallardón.

Entre los asistentes también se encontraba el ex canciller alemán Gerhard Schröder y la vicesecretaria general de Naciones Unidas, Asha-Rose Migiro.

En total, representantes de más de cuarenta países llegaron hoy hasta el campo de exterminio, donde durante la II Guerra Mundial fueron asesinados más de un millón de personas, en su mayoría judíos traídos de toda Europa, dentro de la llamada “solución final” nazi para acabar con el pueblo hebreo.

La visita, organizada por la UNESCO y el Proyecto Aladdin, pretende concienciar de “las horrorosas consecuencias del nazismo y de las ideologías fascistas”.

El Proyecto Aladdin, auspiciado por la UNESCO, promueve desde 2009 el diálogo intercultural para luchar contra el negacionismo del Holocausto, especialmente en el mundo musulmán, y cualquier actitud de intolerancia y racismo.

Durante su visita a Auschwitz, cristianos, musulmanes y judíos depositaron flores y oraron juntos cerca de las ruinas de las cámaras de gas en recuerdo de las víctimas de la barbarie nazi.

“La idea es enseñar en nuestras escuelas lo que pasó en Auschwitz, para que jamás vuelva a suceder algo así en ningún lugar del mundo”, declaró el Gran Mufti de Bosnia-Herzegovina, Mustafa Ceric.

“Me parece que es una ocasión extraordinaria para que algunos alcaldes de las ciudades más representativas de Europa hagamos una manifestación clara de que la memoria tiene que estar siempre viva”, explicó ayer el alcalde madrileño.

“Si a ello se le suma el hecho de que hay una representación importante de alcaldes de ciudades musulmanas, creo que avanzamos claramente en la dirección de un encuentro intercultural, que es lo que más necesita en estos momentos Europa”, afirmó Gallardón.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron el complejo de campos de concentración de Auschwitz-Birkenau, la fábrica de muerte nazi, campo de exterminio construido en 1940 y convertido hoy en un museo-memorial que recibió en 2010 cerca de un millón y medio de visitantes.

La fecha de la liberación del campo de concentración ha sido elegida para celebrar el día internacional del Holocausto, para no olvidar de la memoria la “solución final nazi al problema judío”.