PRENSA

El antisemitismo holandés en la actualidad

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial Holanda se apresuró a declarar su neutralidad al igual que había hecho en la Primera. A pesar de ello fue invadida por el ejército de la Alemania nazi. En una semana las tropas de Hitler ocuparon toda Holanda dando muestra de su salvajismo al bombardear y destruir Rótterdam a pesar que se había rendido momentos antes del ataque alemán.
Una vez ocupado el país, los nazis nombraron Reichkomissionar a Albert Seyss-Inquart quien comenzó a gobernar por decreto aboliendo una a una las leyes holandesas y germanizando al país. Como en Alemania, los judíos fueron declarados enemigos del Estado. Por eso se organizó su exterminio estableciéndose un ghetto en Amsterdam y dos campos de concentración. De los 140.000 judíos que vivían en Holanda sólo 30.000 sobrevivieron a la guerra.
A 65 años de la finalización de la 2º Guerra Mundial, Holanda volvió al centro de la escena con las declaraciones antisemitas del ex comisario de la Unión Europea (UE) y político holandés de derecha Frits Bolkenstein, quien declaró hace poco tiempo que en Holanda “ya no queda sitio para los judíos ortodoxos “.
Desde la comunidad judía holandesa el gran rabino de Amsterdam, Raphael Evers, aseguró en una entrevista publicada por el periódico “Algemeen Dagblad” que las declaraciones del ex comisario europeo son “aberrantes” y que no tiene “ninguna intención de rendirse jamás ante ese tipo de expresiones antisemitas”. El mismo rabino aseguró que “hay lugares de Amsterdam que no se puede pisar. No sabemos qué hacer. Vigilamos nuestras casas porque el gobierno holandés no hace nada”.
Sectores políticos opositores realizaron un llamamiento a la realización de una cumbre nacional en la cual estén representados la colectividad judía de Holanda, la comunidad de inmigrantes marroquíes y el ministro holandés de Integración Piet Hein Donner.