PRENSA

Inmigración

La embajada de Bolivia en Buenos Aires había cuestionado las expresiones de Mauricio Macri sobre una «inmigración descontrolada», pero luego el jefe porteño se mostró con representantes de la comunidad boliviana y paraguaya en una conferencia y explicó que rechazaba «todo acto discriminatorio o xenofóbico». Evo Morales a su vez, si bien reprochó que hubiera bolivianos implicados en la usurpación, consideró «grave, gravísimo» la muerte de ciudadanos de su país «por más que hayan tomado tierras» y elevó un pedido a la Argentina para que se investigue.