PRENSA

La iraní condenada a muerte aún no fue ejecutada

El Comité Internacional contra la Lapidación dijo que Sakineh Ashtiani “sigue en la cárcel”. Y autoridades judiciales iraníes dijeron que la mujer está en «perfecto estado de salud» y su caso «sigue su curso». La iraní Sakineh Mohammadi Ashtiani, condenada a muerte por el régimen de Teherán, que la acusa de adulterio y del asesinato de su marido, no fue ejecutada hoy, según informó el Comité Internacional contra la Lapidación. La portavoz del Comité, Mina Ahadi, informó a la agencia de noticias EFE que «la hora de las ejecuciones en Irán ya ha pasado y Sakineh sigue viva». «Sakineh no ha sido ejecutada hoy y sigue en la cárcel», explicó Ahadi, pero agregó que su ejecución podría producirse en cualquier momento «como mañana, en los próximos días o la próxima semana».