PRENSA

Unánime rechazo al ministro

Un rechazo unánime y hasta el pedido de renuncia suscitó la fuerte agresión del ministro de Economía, Amado Boudou, que comparó a dos periodistas de LA NACION y Clarín con «los que ayudaban a limpiar las cámaras de gas del nazismo». Anteayer, en Washington, el ministro tuvo palabras descalificadoras hacia los periodistas Martín Kanenguiser, de LA NACION, y Candelaria De la Sota, de Clarín . Ayer, en Twitter, Boudou insistió en que ambos diarios son «FMI-adictos y les preocupa más el tema del Fondo que el crecimiento argentino y el mercado interno». El diputado nacional Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) reclamó la renuncia del ministro, al señalar que «la agresión ha superado los límites de lo tolerable» y describir el hecho como un «atentado a la vida en democracia». La diputada Silvina Giudici (UCR), que preside la Comisión de Libertad de Expresión, consideró «lamentables» los dichos de Boudou y reclamó una retractación pública. También el diputado Adrián Pérez (Coalicíón Cívica) exigió una rectificación inmediata y un pedido de disculpas a los periodistas agredidos.