PRENSA

Un polémico enviado argentino a Damasco

En noviembre del año pasado, PERFIL reveló que la Comisión de Acuerdos del Senado Nacional había aprobado sin objeciones el pliego de embajador en Siria del dirigente de la comunidad árabe Roberto Ahuad, propuesto por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Lo que desató las controversias y el rechazo de algunas autoridades de la comunidad judía argentina fueron algunas declaraciones que el futuro representante diplomático en Damasco había formulado sobre un tema sensible y aún latente en la región: el conflicto entre Israel y los países árabes, como Siria.
“Israel es un Estado terrorista”, disparó en enero de 2008 el propio Ahuad al encabezar una marcha de la Federación de Entidades Argentino Arabes (Fearab) contra la invasión de Israel a la Franja de Gaza. El acto finalizó en esa oportunidad con hechos de violencia cuando algunos manifestantes atacaron la embajada de Israel con huevos y zapatos. Durante la guerra del Líbano en 2006, Ahuad había criticado a Israel alegando que “aplica el plan de exterminio como hizo la dictadura argentina”.