PRENSA

Pedirán Italia y Suecia a UE condenar antisemitismo: Frattini

El canciller italiano Franco Frattini acordó con su homólogo sueco Carl Bildt impulsar una resolución que deje en claro que la Unión Europea (UE), bajo la presidencia de Suecia, condena enérgicamente el antisemitismo, se informó hoy.
En una entrevista telefónica, Frattini dijo al diario israelí Haaretz haber acordado con Bildt impulsar dicha resolución en una reunión de cancilleres de la UE a celebrarse esta semana. El texto también especificaría que la Unión actuará contra cualquier manifestación de antisemitismo en Europa.
El funcionario italiano dijo que se propone demandar que la declaración del encuentro condene explícitamente el artículo publicado en el periódico sueco Aftonbladet, que afirmó que soldados israelíes «cosechaban» órganos de palestinos muertos.
«Existen límites a la libertad de prensa que derivan del respeto a la verdad y del deber de todo periodista de demostrar sus afirmaciones», explicó Frattini.
Las acusaciones en el artículo de Aftonbladet son «conclusiones terribles, falsas y dañinas, y tienen el poder de ayudar a todos los que buscan incitar odio contra los judíos o que se oponen a la existencia del Estado de Israel», agregó.
Sin embargo, Frattini enfatizó que «el Estado no puede intervenir en el trabajo de la prensa. Son los periodistas quienes deben establecerse límites y deben encontrar el equilibrio exacto dentro del marco del código de conducta periodística».
Frattini dijo que el Consejo de Ministros de la UE, que se reúne esta semana para discutir la situación en Oriente Medio, es el foro adecuado «para que Suecia demuestre, con pasos concretos, su firme y determinada posición contra el antisemitismo».
«Sería mejor que la respuesta sueca sea expresada allí que a través de un comunicado de prensa», abundó.
El canciller italiano dijo no creer que la crisis con Suecia, que actualmente preside la UE haya afectado las relaciones entre Israel y Europa en general.
La Oficina del Primer Ministro de Israel optó por no comentar la iniciativa italo-sueca para llevar a su fin la crisis derivada de la publicación del artículo del Aftonbladet.
En cambio, la posición de la cancillería fue clara. «Toda iniciativa contra el antisemitismo es bienvenida. Pero si la declaración es general y no alude específicamente al artículo del Aftonbladet, no resuelve nada», dijo Yigal Palmor, vocero de esa dependencia.
«Nosotros no pedimos que se disculparan, ni que tomaran medidas contra el periódico o el periodista. Todo lo que pedimos a Suecia y a los suecos es que rechacen y condenen el contenido del reporte. Y nuestra posición no ha cambiado», añadió.